lunes, 26 de abril de 2010

Cerati III

"Puedo equivocarme tengo todo por delante y nunca me sentí tan bien”. Con esta frase Cerati inició su última presentación en Lima y a mi nuevamente me sonó a consejo. Fuerza Natural es el tema que incluye esta y otras determinantes frases que hacen que el viaje del jinete enmascarado comience a sonarle a epifanía a cualquier ser en pleno aprendizaje y despegue.

Me cogió desprevenido. Yo había escuchado el tema en disco, pero al sentir esa frase en vivo la experiencia fue otra. El ambiente, las luces, la máscara, mi contexto todo confabuló para que la voz de Cerati se eleve sobre la música y vuele hasta mis oídos afirmándome que la posibilidad error es parte del camino aún para un genio como él.

Me lo confirmó después con ese “Nada me importa más que hacer el recorrido más que saber a donde voy” de Magia. Otra sentencia dentro del paralelo que ya había comenzado a hacer con las palabras que Gustavo cantaba directamente para mí. Esta vez se trata de vivir sin pensar en lo que viene después. Aunque ese después joda.

Como solista es la tercera vez que lo veo. Pero en esta oportunidad la renovación de mi fanatismo por la música del ex - soda fue provocada por el efecto de las letras más que la propia música. Fue un viaje inagotable de sensaciones. De identificación y de recuerdos.

Me pegó fuerte con ese “Creo que te hice tan mía que por un instante te olvide” de Tracción a Sangre. Luego con más bombas para mi emoción como “El fin de amar es sentirse más vivo” (Vivo) y “Si adelanté no me hagas caso, a veces no puedo con la soledad” (Lago en el cielo).

Reconstruir el set list del concierto me llevaría por más caminos. Pero ahora solo me quiero llevar ese sentimiento. Escuchar en su voz las grandes verdades que he estado pensando por mi cuenta últimamente. Preciso, único y muy oportuno…. Ahí vamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada